Muñoz 2do en las 500 millas de Indianapolis.

0
La versión centenario de las 500 Millas de Indianápolis no decepcionó, así como tampoco lo hizo la presentación de Carlos Muñoz en la carrera más importante del calendario de la  IndyCar.       El piloto bogotano fue siempre protagonista, mantuvo su desempeño en carrera tal como lo mostró durante todo el mes de pruebas previo al encuentro. Lideró, fue rápido, acertado e inteligente en cada uno de los momentos que transcurrieron en competencia.   Desde el principio fue uno de los favoritos y hasta el último giro de los 200 pactados se esperó su triunfo.   Media vuelta de autonomía con el combustible negó el sueño, volviendo a dejar a Muñoz muy cerca de ganar Indy 500, pero con una historia diferente.
Después de las celebraciones y el llanto de un grande que día a día se forja como uno de los mejores perfiles del automovilismo  mundial, las teorías acerca de su segundo lugar en Indianápolis, exponen diferentes puntos de vista de como Muñoz pudo haber alcanzado el triunfo, algunas mas fuertes y lógicas que otras dejan volar la imaginación de lo que pudo ser, un nuevo colombiano en el podio mas deseado de la historia,  sin embargo ningún planteamiento puede negar que Carlos Muñoz dejó hasta la piel en el trazado de 2.5 millas de longitud en el corazón de Indianápolis, mostró una capacidad profesional única, que poco a poco toma forma y que hoy lo tiene como uno de los 7 mejores de la grilla de la IndyCar.
“Muy triste la verdad, duele mucho perderla así, por estrategia se puede decir, volamos al final de la carrera, peleando por esa victoria, bueno muy cerca otra vez, este segundo no alegra mucho que digamos, bastante triste, emocional y bueno, que le podemos hacer, así son las carreras,  algunas se ganan, algunas se pierden.  Felicitar a mi compañero de equipo, pero bueno lo que si tengo claro es que algún día ganaré esta carrera”.      Comentarios de Carlos Muñoz al final del día en Indianápolis.
Por supuesto que duele perder y así lo reconoce Carlos Muñoz, resalta el gran trabajo de su equipo y estrecha la mano del ganador que a su vez es su compañero de escuadra.   El resultado es contundente,  Muñoz ahora se suma a la lucha por el título al marchar en la séptima casilla de la clasificación general, ganó Honda, la planta motriz que lo acompaña en esta temporada y con la que Andretti Autosport regresa al triunfo.  De seguir así se pueden venir grandes cosas para el mejor de los colombianos en la grilla de la IndyCar, hay tres máquinas Honda en el TOP 10 de la categoría, dos de ellos son de Andretti y uno de estos es de Carlos Muñoz.
La próxima semana viene Detroit, un callejero en Belle Isle Park que ya vio ganar por primera vez a Muñoz en la serie, puede que la historia se repita  y sigamos viendo crecer al piloto bogotano de 24 años,  que tiene muy claro su lugar en la IndyCar y los objetivos que quiere alcanzar.
Comparte.