Gaceta DTT! #3, Por Carlos “Chacho” Solis.

0

Por Carlos “Chacho” Solís

Gran Premio de Australia, primera de la temporada 2017.

Un poco de historia… Australia es uno de los países con más afición a la F1, gracias a la destacada actuación de varios pilotos locales que han sido protagonistas de la Máxima Categoría, como Jack Brabham, tricampeón mundial en los años 1959, 1960 y 1966; quien además de ser el único campeón y constructor de su propio auto, nos heredó a sus hijos Geoff, David y Gary. También tenemos a Alan Jones, quien se corono Campeón Mundial en 1980 manejando un Williams, Tim Schenken y en los últimos años a Mark Webber y el simpatiquísimo y aguerrido Daniel Ricciardo, quien actualmente corre para Red Bull.

Sin embargo, la afición en el país de los canguros se remota al lejano 1928, cuando comenzó el Campeonato Nacional en Philip Island y otra serie de circuitos con monoplazas de diferentes categorías que conformaron el afamado Campeonato de Tasmania.

Finalmente, Australia tuvo su Gran Premio de F1 a partir de 1985. Originalmente, el trazado sede fue en Adelaida, hasta que fue reemplazado en 1993 por el bello circuito de Albert Park en Melbourne.

Esta pista ha sido testigo de varios acontecimientos importantes, como la última victoria del llorado ídolo brasileño Ayrton Senna; la primera carrera ganada, desde 1955, por un auto propulsado por un motor Mercedes, montado sobre un McLaren que manejó David Coulthard.

Esta victoria trajo el recuerdo de las glorias de Mercedes con sus colores gris plata que dieron pie al mote de “Flechas Plateadas.

También fue la última carrera del piloto austríaco Niki Lauda, tricampeón mundial en los años 1975,1977 y1984, así como el primer podio para un piloto ruso (Vitaly Petrov).

Recordamos también el magnífico debut del mexicano Sergio “Checo” Pérez, quien en un modesto Sauber demostró desde su primera carrera en la F1 que tiene todo lo necesario para aspirar al Campeonato Mundial si tiene oportunidad de manejar un auto de los equipos de punta. Desafortunadamente, él y su compañero de equipo, el japonés Kamui Kobayashi, fueron descalificados por “irregularidades” en sus autos, perdiendo sus primeros puntos en la contienda por la corona mundial.

La Carrera

El tetracampeón mundial, Sebastian Vettel, se anotó un gran triunfo en la primera del año al mando de su Ferrari SF-70H, lo que vino a generar entusiasmo y grandes esperanzas al equipo italiano y a los millones de “tifosi” amantes de la escudería italiana.

Independientemente de que la estrategia del equipo de Maranello fue mejor que la del equipo alemán, ya que prolongó su entrada a boxes hasta la vuelta 24 para cambiar llantas, mientras que Mercedes hizo lo propio en el giro 18 y esto hizo que Hamilton pasara del liderato hasta la quinta posición.

A partir de ahí, vimos a un Vettel dominar con gran autoridad la competencia, destacando la magnífica defensa, recién salido de pits en tercero tras cambiar llantas y aguantar las embestidas de Max Verstappen y Lewis Hamilton, para tomar la punta a la siguiente vuelta, cuando Bottas y Raikkonen entraron a los pits para hacer sus respectivos cambios de neumáticos.

Luego de esto, Vettel incrementó la diferencia sobre Hamilton de 6 a casi 10 segundos al final de la prueba.

Su coequipero, el finlandés Kimi Raikkonen en la segunda Ferrari, terminó en cuarto lugar, con lo que sumando los 25 puntos por la victoria de Vettel a los 12 de Raikkonen, Ferrari queda a la cabeza del Campeonato Mundial de Constructores con 37 puntos.

Mercedes AMG y sus nuevos W-08, se situaron en el segundo lugar del Campeonato de Constructores gracias al segundo lugar de Lewis Hamilton y el tercero de Valtteri Bottas, quien se estrenó con la firma alemana con un primer podio a menos de dos segundos del tricampeón inglés.

Es la primera vez después de tres años que Mercedes no lidera el Mundial de Constructores y podríamos estar viendo el final del dominio absoluto de los autos alemanes.

Red Bull-Renault  y sus RB13 no estuvieron a la altura de las expectativas. El joven holandés Max Verstappen logró terminar en quinto después de ofrecernos una carrera sólida, en la que mantuvo durante varias vueltas una buena batalla contra Hamilton y Raikkonen.

Infortunadamente su coequipero, el piloto local Daniel Ricciardo, vivió un domingo para el olvido, ya que su auto tuvo problemas que lo obligaron a tomar la salida desde la línea de pits tras perder dos vueltas por no haber arrancado a tiempo.

Finalmente, Ricciardo abandonó cuando negociaba la vuelta 28.

Llama la atención que independientemente de la indudable calidad de los pilotos australianos, ninguno de ellos ha ganado en casa.

El veterano brasileño Felipe Massa, con su renovado Williams-Mercedes FW40 cruzó la meta en sexto lugar, haciendo gala de buen manejo y mostrando que bien valió la pena postergar su retiro por varios millones de euros, amén de tener un auto claramente más fuerte y competitivo que el modelo anterior.

Su nuevo compañero de equipo, el joven canadiense de 18 años y debutante en la Máxima Categoría, Lance Stroll, tuvo una actuación decorosa hasta que su monoplaza se detuvo en la vuelta 44 y aunque tiene mucho que aprender, parece ser que tiene el potencial suficiente para destacar. Habrá que seguir su evolución y progreso.

Buen fin de semana para la escudería Force India- Mercedes y su JVM10 que terminó con sus 2 autos en la zona de puntos. El mexicano Sergio “Checo” Pérez, logró un meritorio séptimo lugar después de haber arrancado en décimo, haciendo una gran carrera y superando a los Toro Rosso de Daniil Kvyat y Carlos Sainz con maniobras arriesgadas, pero con gran dominio de su auto. Su coequipero, el joven francés Esteban Ocon se clasificó décimo, ayudando al equipo a sumar 7 puntos para el Mundial de Constructores, lo que le sitúa en el quinto lugar del campeonato. Vemos a “Checo” muy sólido y conocedor de su oficio y solo esperamos que en el 2018 tenga un auto competitivo capaz de darle sus primeras victorias.

Los Toro Rosso STR12 también lograron clasificarse en la zona de puntos gracias al 8º puesto del español Carlos Sainz y el 9º lugar del “torpedo ruso”, Daniil Kvyat, quienes escenificaron duras batallas con Checo Pérez. Sainz cruzó la meta a menos de un segundo del mexicano y ambos dieron un buen espectáculo.

El alemán Nico Hulkenberg debutó en el equipo francés Renault y su nuevo modelo RS-17 consiguiendo el 11º lugar general, mientras que su coequipero, el inglés Jolyon Palmer estuvo errático (para no variar) y después de un par de trompos, abandonó la competencia. Seguimos sin entender porque le renovaron el contrato cuando había cuando menos 4 ò 5 pilotos mucho más talentosos que él.

El italiano Antonio Giovanazzi, piloto de reserva de Ferrari, dio a la escudería suiza Sauber-Ferrari y su nuevo monoplaza C36 el décimo segundo lugar, tras reemplazar al joven y prometedor alemán Pascal Wehrlein, quien a raíz de su aparatoso accidente en la “Carrera de Campeones”, no pudo preparase físicamente para el duro compromiso. Esperamos que pronto regrese a las pistas. Giovanazzi terminó con 2 vueltas menos que Vettel. El sueco Marcus Ericsson, coequipero del italiano, tuvo un despiste después de tocarse con el Haas-Ferrari VF-17 del danés Kevin Magnussen poco después del arranque de la carrera, lo que ocasionó el abandono de ambos varias vueltas después.

McLaren-Honda sigue sin poder resolver los múltiples problemas de su MCL-32, causados por las fallas de su planta motriz japonesa y a pesar del intenso trabajo realizado, es poco el avance que a nuestro juicio han realizado. El belga Stoffel Vandoorne cerró la tabla de clasificación con un 13º lugar, también con 2 vueltas de retraso respecto al líder. Por su parte, el español Fernando Alonso se mantuvo 11° hasta que su monoplaza se rindió, obligándolo a retirarse a 3 vueltas del final de la competencia. Tendrán que seguir trabajando a marchas forzadas.

El equipo norteamericano Haas-Ferrari y sus VF-17 también tuvieron un fin de semana para el olvido, ya que ninguno de sus monoplazas logró concluir la prueba. El danés Kevin Magnussen abandonó después del toque tempranero con el Sauber de Ericsson, mientras que el francés Roman Grosjean lo hizo durante la vuelta 15 con un conato de incendio en su auto.

Así pues, comenzó la temporada 2017, que parece será mucho más interesante y peleada que la del 2016. La segunda fecha se llevará a cabo el próximo 9 de Abril con el Gran Premio de China, que se correrá en el circuito internacional de Shanghai.

Hasta entonces…

Comparte.