Comentario Editorial de Marco Tolama 19/05/2016.

0

La espectacular e inesperada victoria de Max Verstappen en el Gran Premio de España, reconfirmó lo acertado de la decisión de promoverlo al equipo principal de Red Bull y comprobó a los todavía escépticos que lo que había dejado ver no era una llamarada de petate. Pero más allá de eso, también probó que siempre habrá quienes puedan avanzar más rápido que otros en el camino a la cima de sus disciplinas. Lo ejemplos de Fittipaldi, Villeneuve, Senna, Hakkinen y Schumacher viene a la mente. Todos ellos, excepto Villeneuve, que se formó en la Fórmula Atlantic, saltaron de la Fórmula 3 a la Fórmula Uno sin pasar por las entonces consideradas categorías de promoción. Fútil probó ser la decisión de crear un sistema de puntuación que lo único que hizo fue lastimar a excelentes promociones que será muy difícil recuperar. Principalmente los campeonatos nacionales de Fórmula 3. Pero como en todo, siempre hay algo bueno que recoger y en este caso la Fórmula Uno puede ser la ganadora. Se sabe de la preocupación que hay porque la Máxima Categoría no atrae a los jóvenes y aquí hay una ventana de oportunidad. Habrá que aprovechar que uno de los suyos se ha convertido en héroe y a través de su adorada tecnología atraerlos al mundo de los modernos caballeros andantes.

Comparte.