Checo Pérez va con todo al Gran Premio de Hungría previo al descanso veraniego.

0

El Gran Premio de Hungría será la undécima fecha del Mundial de Fórmula Uno 2017 y se correrá este fin de semana del 28 al 30 de julio en el Hungaroring, trazado a donde se dirige el mexicano Sergio Pérez Mendoza en busca de un buen resultado para poder irse satisfecho a las vacaciones veraniegas.

El GP húngaro se ha pactado a 70 vueltas al circuito de 4.381 kilómetros de largo, para lograr una distancia total de 306.630 kilómetros en este autódromo que es uno de los más cortos de la temporada, con breves rectas y 14 curvas que lo hacen muy difícil para rebasar.

Adicionalmente se tienen que considerar las altas temperaturas que se registran a finales de julio, por lo que la pista en sí puede alcanzar fácilmente los 50 grados centígrados, de modo que es un circuito muy complicado para las llantas y por supuesto para el enfriamiento de los frenos.

Ante esto, el mexicano del Sahara Force India y sello Claro-Telmex-Telcel-Infinitum ha elegido sus neumáticos así para este compromiso: un set del compuesto medio, dos de blandas y 10 de superblandas.

Vijay Mallya, el director general del equipo, considera que “Budapest debe ser otra pista competitiva para nosotros. Nunca ha sido un circuito en el que hayamos tenido mucha suerte en los últimos años, pero espero que las cosas cambien este año”.

Checo Pérez:

“Esta temporada ha pasado rápidamente. Parece que fue ayer cuando estábamos corriendo en Melbourne y ahora estamos a punto de tener las vacaciones de verano. Ha sido una primera mitad del año satisfactoria. Estoy orgulloso del equipo y el trabajo que he hecho para mejorar nuestro auto. También siento que estoy haciendo lo mejor posible y conduciendo bien. Tengo grandes esperanzas para la segunda mitad del año y siento que tenemos el potencial para obtener muy buenos resultados.

“Creo que podemos ser rápidos en Budapest. Hemos sido competitivos en cada tipo de pista este año, así que no hay nada de qué preocuparse en Hungría. Me gusta el diseño sinuoso de la pista, que me recuerda a un circuito urbano, y cuando encuentras el ritmo es muy agradable de pilotar. Adelantar no es sencillo, por lo que tienes que lograr una buena calificación o sabes que habrá una carrera dura el domingo. La posición de arrancada es muy importante.

“Creo que todos en el paddock están listos para unas vacaciones de verano. Uno siempre quiere un buen resultado antes del descanso, porque se trata de una larga espera antes de subir de nuevo al coche. Por alguna razón el Hungaroring no ha sido amable conmigo durante los últimos años, por lo que es hora de corregir eso”.

Comparte.